En primer lugar, hemos de tener en cuenta que el cuerpo de la mujer está perfectamente equipado fisiológica y neurológicamente para experimentar el orgasmo (de hecho, según Masters & Johnson, la capacidad de algunas mujeres va más allá de la del hombre en poder tener orgasmos prolongados y múltiples).

Sin embargo, un porcentaje significativo de mujeres es incapaz de alcanzar el orgasmo. O bien sienten un orgasmo en algunas situaciones y en otras no, o bien nunca lo han experimentado. Podemos decir entonces que sufren de falta de orgasmo o Disfunción orgásmica.



El dolor durante la penetración o vaginismo, se produce cuando una mujer no consigue relajar la abertura de la vagina de forma suficiente para permitir la introducción del pene.

En ocasiones, una primera experiencia sexual de este tipo, dominada por la tensión hace que los músculos de la entrada vaginal se contraigan de forma refleja, ya que la mujer, basándose en su experiencia previa, tiene una expectativa de dolor durante la penetración.


Nuestro equipo está formado por un grupo de profesionales con formación continua y especializada para poder ayudarte.

© Serenamente 2020. Todos los derechos reservados.