Felicidad-1170x780-1.jpg

Sabemos desde hace mucho tiempo que la salud mental es tan importante como la salud física cuando se trata del bienestar general de una persona.

La salud mental incluye nuestro bienestar psicológico, emocional y social y como afecta la forma en que pensamos, sentimos y nos comportamos todos los días.

Una buena salud mental fortalece nuestra capacidad de tener relaciones saludables, mantener nuestra salud física, tomar buenas decisiones y alcanzar nuestro máximo potencial.

Conocer las claves que nos pueden proporcionar una buena salud mental nos ayudará a sentir mayor felicidad y satisfacción en nuestra vida.

Mantener una buena salud psicológica en ciudades como Madrid puede ser muy difícil, así que hoy te hablamos de los 3 pilares de la salud mental para mejorar tu vida.

Una fórmula para lograr una buena salud mental consiste en reconocer y ejercitar estos tres pilares que cada vez más y más investigaciones robustas nos dicen que están en la base de una buena salud mental:

Flexibilidad mental.
El aquí y ahora.
Resiliencia (Capacidad de recuperación).

La flexibilidad mental consiste en la capacidad que tenemos para ajustar nuestro pensamiento y comportamiento rápidamente para enfrentar distintas situaciones de manera diferente.

En pocas palabras, ser capaces de adaptarnos a situaciones nuevas o complejas. Este es un mecanismo importante que nos ayuda a deshacernos de los viejos hábitos, dejar ir el equipaje emocional y los resentimientos.

Si tendemos a responder siempre de la misma forma a distintas situaciones, carecemos de flexibilidad mental.

Mantenernos flexibles frente a los cambios y las sorpresas de la vida nos ayuda a lograr el bienestar emocional y a que cambios e imprevistos no nos superen.

Centrarnos en el aquí y ahora. Consiste en enfocar nuestra conciencia en el momento presente, en el aquí y el ahora. También incluye la capacidad de reconocer y aceptar nuestros sentimientos, pensamientos y sensaciones corporales.

Los pensamientos invasivos de la depresión y ansiedad nos sitúan en un pasado terrible (lo que hice/me hicieron/me pasó…) y un futuro aterrador (no podré/ocurrirá lo peor…)

Centrarnos en el aquí y ahora nos ayuda a vivir en el momento en el que estamos y no en una nube de proyecciones sobre el pasado y/o el futuro tranquilizando una mente llena de preocupaciones.

La resiliencia es la capacidad de recuperarse rápidamente de las situaciones o experiencias difíciles de la vida. Recuperarse de las dificultades y aprender de estas experiencias es una herramienta indispensable para permitirnos avanzar. De esta forma cuando en el futuro encontremos dificultades similares, tendremos nuevas herramientas para afrontarlas.

Esforzarse en incorporar estas 3 actitudes mentales mejora drásticamente la salud y el bienestar mental y emocional. Son una vacuna contra la epidemia de depresión y ansiedad que podemos ver hoy día.

Cuidar nuestra salud mental es un compromiso vital. No hace que los problemas desaparezcan, pero nos ayuda a enfrentarlos con más y mejores herramientas.

Si no encuentras la manera de desarrollar estos 3 pilares, te cuesta ser flexible, centrarte en el aquí y ahora, recuperarte de los problemas de la vida o si los problemas te sobrepasan afectando a tu bienestar y salud mental es el momento de buscar ayuda.

Estas 3 habilidades se pueden aprender en cualquier momento de la vida y un buen profesional de la Psicología te puede ayudar a desarrollarlas.

Image by rawpixel from Pixabay

Nuestro equipo está formado por un grupo de profesionales con formación continua y especializada para poder ayudarte.

© Serenamente 2020. Todos los derechos reservados.