Las tres patas de una relación

18 febrero 2016 por Serenamente1
couple-814825_640.jpg

Hoy me gustaría hablar del vínculo de pareja (de cualquier tipo de pareja, hetero u homo) y de los tres elementos principales que lo componen, la sexualidad, el afecto y el proyecto común, ya que generalmente en terapia de pareja encuentro que existen problemas en, al menos, uno de estos tres componentes.

[Tweet “¿Cual es la receta para un vínculo de pareja sano y estable?”]

La sexualidad, por sí sola no define el vínculo de pareja (se pueden tener relaciones esporádicas sin que eso tango-108483_640pueda ser llamado vínculo) pero es una de las tres patas en las que se apoya un vínculo sano. Su expresión en las etapas iniciales de una relación es la que puede determinar, junto con otros factores, por la atracción física la elección de pareja. Problemas en esta área pueden incluir diferencias de criterio en frecuencia, apetencia, gustos, mitos que limitan su expresión sana…

El afecto, la ternura, que por sí sola tampoco define un vínculo de pareja, si no de amistad. Este pilar es uno de los que mantienen la relación a largo plazo. Por ejemplo si la expresión de la sexualidad disminuye en intensidad con el tiempo, la relación puede sostenerse gracias al cariño y a todo lo que le acompaña. Los problemas más comunes que encuentro aquí suelen ser desprecios, minusvaloraciones, ideas erróneas de lo que es un vínculo igualitario,desconfianza en el otro, instrumentalización del cariño…

El proyecto común es la tercera pata de una relación sana y consiste en el planteamiento conjunto de
planes a largo plazo
y de la forma de llevarlos a cabo. Ideas sobre cómo debe ser la economía familiar, ideología (política, sobre cómo debe ser una relación, el papel del hombre y de la mujer, educación de hijos si los hubiese…), afinidad sociocultural, idea de tener o no descendencia… por sí sola tampoco define un vínculo de pareja si no de socios. Es fácil ver donde pueden surgir los problemas en esta pata.

[Tweet “En una relación sana se equilibran la sexualidad, el afecto y el proyecto común”]

elderly-114328_640

La armonización de estos tres elementos (presentes en TODAS las etapas de la relación) es lo que constituye un vínculo sano y a largo plazo, aunque a lo largo de la vida de una pareja tienen una importancia diferente. En las primeras etapas de la relación cobra mayor importancia la sexualidad mientras se van afianzando el cariño y el proyecto común. Entre los 30 y los 45 años el eje del vínculo pasa a ser el proyecto común (la sexualidad y el afecto siguen siendo importantes) para, una vez consolidado ese proyecto, ir dejando paso al afecto y el compañerismo que predominan hasta las etapas finales de la vida.

En otros artículos desarrollaré los tipos de vínculos insanos según el mecanismo de comportamiento que encontramos en cada uno de ellos.


Un comentario

Deja una Respuesta

Tu email no será publicado. Campo marcados con * son requeridos


Nuestro equipo está formado por un grupo de profesionales con formación continua y especializada para poder ayudarte.

© Serenamente 2020. Todos los derechos reservados.