¿Terapia fría, neutra o cercana?

3 febrero 2016 por Serenamente1
clasped-hands-541849_640.jpg

Hoy escribo sin mucha reflexión sobre algo que llevo pensando mucho tiempo. Todo surge de una conversación sin importancia acerca de la forma de comportarse en la consulta de los profesionales de la salud.

FelicidadHay profesionales con bata, ordenador y mesa, los hay neutros con cara neutra, expresión neutra, habla neutra… (seguro que alguno os habéis encontrado) y los hay que prescinden de todo esto, se quitan la bata, se sientan a tu lado y te escuchan y no escriben nada en lo que dura la consulta.

Sé que cada paciente tiene su preferencia (yo mismo la tengo), es más, casi diría que cada patología tiene su preferencia; una persona con un marcado componente obsesivo preferirá un profesional con bata, ordenador y un listado de tareas (deberes lo llaman algunos de mis pacientes) y se sentirá inseguro fuera de su zona de confort con un terapeuta cercano que prescinde de todo eso y “parece” no seguir una estructura reconocible.

Pero esa es una de las misiones de la Psicoterapia, conseguir que nos sintamos cada vez más cómodos fuera de la zona de confort como paciente que esta se amplíe cada vez más, dándonos el poder y la convicción para ser capaces de enfrentar cosas que creíamos imposibles.

Pero hoy, y aquí es donde viene mi reflexión, quiero hablar de la zona de confort del terapeuta, y como esta zona de confort afecta al ejercicio de la psicoterapia. Cuando yo comencé en esto de la psicoterapia (hace casi 20 años) al enfrentar a mi primer paciente, estaba hecho un flan, nervioso, asustado, “¿Lo haré bien? ¿me rechazará por ser joven?, tengo que estar atento a todo lo que me diga y conseguir que mejore…” una auto-exigencia enorme de la que solo me podía proteger con el “método”, manuales de intervención, distancia entre paciente y yo… y todo eso me lo daban la mesa, la bata y el ordenador.

Así que frente a esa persona no estaba yo, estaban mi miedo y mi auto-exigencia. Es decir, mi propio miedohacía que yo me refugiase en lo que consideraba seguro, el “método”, la bata y la mesa. Pero si estaba pendiente de mi propio miedo, ¿podía estar realmente con mis pacientes?

forest-682003_640La respuesta es un no rotundo. Poco a poco me fui dando cuenta de ello, y este darme cuenta coincide con los
resultados de múltiples estudios y meta-análisis sobre los terapeutas eficaces, que dicen que lo que realmente ayuda a los pacientes es la relación que se establece con el terapeuta y sus habilidades y en mucha menor medida la escuela terapéutica, el “método”.

También descubrí en esa época al gran Irvin Yalom que dice que “una sesión de psicoterapia es una reunión de dos neuróticos en la que uno está un poco mejor que el otro…” (su libro “el don de la terapia” es algo que recomiendo a todo el mundo, pacientes y terapeutas) y también tuve como uno de mis Maestros (maestro con mayúsculas) a Antonio Guijarro, que fue alumno directo de Carl Rogers. Todo esto validó lo que yo ya iba sintiendo sobre cuál sería la manera mas adecuada de ayudar y “estar” con mis pacientes, impulsándoles a crecer como personas y creer en sí mismos.

woman-570883_640

Con gran alegría decidí entonces ser yo mismo en terapia, expresar a mis pacientes las emociones que me generan las cosas que generosamente comparten conmigo, aceptando yo incondicionalmente las emociones que me muestran yasí avanzar juntos un camino que es muy duro en ocasiones y asusta bastante. No les puedo pedir que se abran y se muestren como son si yo me oculto tras una máscara. No es justo.

Un salto al abismo, ya que implica el despojarme de mis miedos y “estar allí” para mis pacientes, no para el método.

Ahora, ni la gente que trabaja conmigo ni yo sabemos ni queremos hacerlo de otra forma.


Un comentario

  • Janeluci

    2 noviembre 2019 at 00:31

    Gostei muito do texto. Sou psicanalista e à dois meses comecei a exercer a profissão e o texto descreve exatamente o que tenho percebido em meus atendimentos. Percebo que faço um atendimento melhor quando simplesmente não me perturbo com a preocupação acerca do melhor étodo e sim quando simplesmente me dedico a ser eu ali e a escuta.

    Responder

Deja una Respuesta

Tu email no será publicado. Campo marcados con * son requeridos


Nuestro equipo está formado por un grupo de profesionales con formación continua y especializada para poder ayudarte.

© Serenamente 2020. Todos los derechos reservados.