Indefensión aprendida, raíz de la depresión y la angustia.

14 septiembre 2012 por Serenamente
indefension.jpg

La Indefensión aprendida es una de las condiciones que habitualmente nos encontramos en psicoterapia dentro del ámbito de la psicología sanitaria. Decimos que una persona ha adquirido la condición de indefensión aprendida cuando esta ha aprendido a comportarse pasivamente, sin responder ni hacer nada, a pesar de existir claras oportunidades para ayudarse a sí misma.

El resultado es que la persona “aprende” que sus actos no tienen ninguna consecuencia y, por tanto, decide rendirse. Las consecuencias de esta rendición pueden ser tan extremas como dejar de comer (no confundir con trastornos del comportamiento alimentario) o incluso dejarse morir.

La teoría de indefensión aprendida se relaciona con la depresión clínica y otras enfermedades mentales resultantes de la percepción de ausencia de control sobre el resultado de una situación. Algunos autores como Martin Seligman proponen la indefensión como una posible causa de la depresión y de la angustia.

También podemos relacionar la Indefensión con los sentimientos contrapuestos de incapacidad y obligación que aparecen en algunas disfunciones sexuales.

La indefensión es considerada igualmente desde la perspectiva de la educación y el desarrollo emocional, para señalar cómo el experimentar durante la infancia la indefensión puede afectar al desarrollo del niño y a su vida posterior. Esto es, cómo ha aprendido a afrontar los problemas que se le presenten en su vida y a evaluar su capacidad de resolverlos.

En este vídeo posteado en el Museo de la Ciencia podemos ver como, en 5 minutos, se puede generar Indefensión aprendida en un grupo de adolescentes.

Se les propone una tarea aparentemente sencilla: se les da un papel con tres palabras y se les propone la siguiente tarea, reordenar las letras de cada palabra para formar una nueva y levantar la mano cuando terminen cada una de las tres tareas.

El truco está en que a la mitad de la clase se le da un papel con dos palabras con las que la tarea es MUY sencilla y a la otra mitad de la clase se les dan dos palabras con las que la tarea es IMPOSIBLE.

La tercera palabra es común a los dos grupos. Mientras que el primer grupo resuelve la tercera palabra sin problemas, el segundo grupo se rinde.

Para saber más, el imprescindible libro Indefensión de Martin P. Seligman editado por Ed. Debate (título original Helplesness)

Indefension

Nuestro equipo está formado por un grupo de profesionales con formación continua y especializada para poder ayudarte.

© Serenamente 2020. Todos los derechos reservados.